Llevan el nombre de ANTA-TEX y la empresa de Tejidos San Jacinto es quien fabrica tres tipos de textiles, producidos mediante el uso de la nanotecnología, para la confección de indumentaria que evita el contagio de enfermedades y el coronavirus.

La vinculación de científicos de la Universidad Nacional de Ingeniería y la empresa de Tejidos San Jacinto S.A., con el apoyo del Concytec y el Banco Mundial, ha concretado, una de las más importantes investigaciones científicas desarrolladas mediante el uso de la nanotecnología, el inicio de la producción industrial de telas con propiedades antivirales, antimicrobianas y antimicóticas, insumo fundamental para la confección de diversos tipos de indumentaria que, entre otras propiedades profilácticas a diversas enfermedades, previene el contagio del coronavirus.

La empresa fabrica tres tipos de textiles: el primer tipo es 100% algodón, el segundo denominado PESCO, 65% algodón y 35% poliéster, y el tercer tipo es 100% poliéster.

La producción de dichas telas es el resultado del proyecto de investigación científico liderado por Dr. José Luis Solís Véliz, cuyo proceso de funcionalización con nanopartículas a las fibras de los textiles ha sido registrado y cuenta con una patente de invención otorgada por la Dirección de Invenciones y Nuevas Tecnologías (DIN) del Indecopi en el 2020.

El investigador de la UNI, señaló que se encuentra en la etapa final de la investigación y explicó que el proceso consiste en la funcionalización de las fibras textiles con nanopartículas de óxido de cobre (CuO) utilizando la técnica de impregnación que se usa en la industria textil para teñir telas.

“Nuestra innovación consiste en usar la misma técnica para el teñido de las telas y, en lugar de emplear los colorantes, utilizamos una solución de sal de cobre y hemos optimizado el proceso”, aseguró el Dr. Solís.

Destacó el uso de insumos que se encuentran en el mercado nacional y la producción de varios tipos de telas para diferentes aplicaciones como la indumentaria del personal médico y hospitalario, personal de limpieza y seguridad, industria minera, mascarillas, etc.

Enseguida, señaló que dichas telas llevan el nombre de ANTA-TEX (textil de cobre), anta es una palabra quechua que significa cobre y tex en relación a los textiles.

Finalmente, el Dr. Solis enfatizó que la validación de las propiedades antivirales se realizó en el Laboratorio Nelson Labs de Estados Unidos usando el Human Corona Virus (229E) bajo la norma ISO 18184 Textiles – Determination of Antiviral Activity of Textiles Products.

Sin embargo, precisó que aún se encuentra pendiente la validación de la propiedad de inactivar al SARS-CoV-2, cuyas pruebas se vienen realizando en un laboratorio italiano.

Asimismo, indicó que además de las propiedades antimicrobianas, las telas tienen resistencia al sudor y resistencia hasta 25 lavadas, cuya validación se realizó en el laboratorio de Intertek de Guatemala S.A. bajo la norma ASTM E2 149 – 13a.

El equipo de investigación está conformado por los siguientes profesionales:

  • Dr. Jose Solis (UNI – Facultad de Ciencias), jefe del Laboratorio de Materiales Funcionales, Eficiencia Energética y Energías Renovables.
  • Dra. Mónica Gómez León (UNI – Facultad de Ciencias).
  • Ing. Carmen Uribe Valenzuela (UNI – Facultad de Ingeniería Química y Textil).
  • MSc. Ing Esmeralda Román (UNI – Estudiante del doctorado en Física de la Facultad de Ciencias).
  • Cleny Villalva (Bachiller de la Facultad de Ingeniería Química y Textil).
  • Jose Sousa (Tejidos San Jacinto SA)
  • Concepción Vera (Tejidos San Jacinto SA)
  • Jhonny Vigo (Tejidos San Jacinto SA).

Fondos Concursables

Convocatorias de ProCiencia

Accede libremente a Nature Energy desde la UNI